En White & Wood Cosmetics queremos promover un cuidado personal natural, libre de químicos y aditivos con elementos naturales de gran potencial cosmético, fundamentalmente aceite de argán y aceite de cactus. Hace años comenzamos a utilizar los fantásticos jabones y el aceite de argán puro que tan solo se produce en un lugar del mundo, el suroeste de Marruecos, probando sus increíbles propiedades regeneradoras y nutritivas de la piel y el cabello. Pero si hay un motivo fundamental que nos ha llevado a lanzar nuestra línea se cosmética natural, ha sido el contribuir a través de un comercio justo con la región, zona en desarrollo donde cooperativas de mujeres están generando y desarrollando la economía del lugar, algo que nos parece fabuloso y queremos apoyar.

«Justo después del amanecer, en las colinas por encima de la aldea marroquí de Sbouya, un grupo de mujeres caminan a través de los miles de cactus que salpican la ladera, recogiendo los frutos maduros que muestran una tonalidad roja.Las agricultoras encuentran que las plantas de cactus son una verdadera fuente de ingresos. El cactus, crea un pequeño milagro económico en la región gracias a los nuevos productos para la salud y cosméticos que son extraídos de esta planta ubicua. La industria cosmética internacional, especialmente la francesa, está creando una demanda importante ya que se está utilizando el cactus en un número cada vez mayor de productos.» Fuente, el Rincón de Ifni.
Las agricultoras encuentran que las plantas de cactus son una verdadera fuente de dinero.

Nuestro jabón de cactus es elaborado en dichas cooperativas de forma totalmente artesanal y natural. Las propiedades del aceite de cactus son menos conocidas que las del aceite de argán, pero no menos importantes. El aceite de semillas de higo chumbo es muy rico en antioxidantes y contiene un 80% de ácidos grasos esenciales. Es un aceite con alto contenido en vitamina E (aproximadamente 1000 mg/kg) y esteroles (alrededor de 10g/kg), lo cual resulta muy útil para proteger la piel contra los radicales libres. También contiene una elevado porcentaje de ácidos grasos esenciales omega 6, regeneradores naturales de la piel. Estos ácidos ayudan a luchar contra la sequedad de la piel, a mejorar la hidratación, a frenar el proceso de envejecimiento de la piel y prevenir las arrugas. Sus propiedades regeneradoras ayudan a reafirmar el busto y a combatir el envejecimiento de la piel. Su uso diario tonifica la piel, hace que recobre la elasticidad, dejándola suave y sedosa. El aceite de semillas de higo chumbo, a partir del cual se elabora el jabón de cactus,  es un poderoso aceite regenerador y rehidratante, un verdadero serum de belleza, que atenúa las arrugas y protege la piel de los factores medioambientales. Al igual que el Aceite de Argán, pese a ser un aceite, tiene una textura fina, no grasa y de fácil absorción, por toque es apto para todo tipo de pieles. Al llevar semillas es también exfoliante y tiene propiedades cicatrizantes ayudando a homogeneizar y suavizar la piel.Nuestro consejo: puede usarse para cara y cuerpo como limpiador diario de la piel. Recomendamos usarlo tras desmaquillar la piel para eliminar impurezas y dejar la piel lista para hidratarla y tratarla.

.