img_1476

Las sillas de diseño siempre han llamado especialmente mi atención siendo casi una “adicción” ya que es el primer elemento que llama mi atención en cualquier espacio. Sin duda una silla puede ser decisiva a la hora de crear un ambiente y darle la personalidad que queremos. Me gustan especialmente las de diseño nórdico en maderas nobles  y prácticamente todas las fabricadas con materiales orgánicos como el bambú, el ratán o rafia, y similares.  Estas últimas, cada vez más populares en decoración, aportan una esencia natural y relajada a los espacios. Son muy utilizadas en lugares costeros y tropicales como Australia, Bali, y cada vez más en el resto del mundo, siendo un must en espacios de inspiración boho o tropical. En la imagen anterior, de Durham House en Brisbane (Australia), se aprecia este toque de diseño relajado del que os hablo.

img_1223

La Peacock chair o Emmanuelle, es un clásico de los 70 que vuelve a ser una referencia en decoración gracias a la tendencia Boho. Es una silla icono perfecta para combinar en espacios de estilo bohemio o para presidir zonas en solitario. Procedente de la polinesia se ha convertido en un referente de estilo en moda y decoración.

img_1459

img_1461

img_1335

Además del estilo Boho, también podemos encontrar diseños minimalistas con líneas suaves, idóneos para espacios de inspiración nórdica. Personalmente es un estilo de mobiliario que me encanta y que recomiendo en espacios pequeños ya que potencia la luz natural y resulta siempre ligero además de moderno.

img_1260

La mecedora de Ikea Grönadal es uno de mis productos preferidos de la temporada, más aún tras saber que está hecha de forma artesanal en madera y mimbre. Su diseño escandinavo moderno nos recuerda a los grandes diseñadores nórdicos.

ikea