Sorry, this entry is only available in European Spanish. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

Los detalles decorativos como los espejos, cuadros o plantas, son los que aportan personalidad a nuestro hogar y lo hacen único. Los espejos redondos son tendencia desde hace ya unos años, podemos verlos creando composiciones eclécticas, en pareja o en una única pieza. Pero sin duda son un elemento muy agradecido pues además aportan profundidad, luz y amplitud. Nosotros tenemos varios en casa, los que veis a continuación son de los años 70, una adquisición que hicimos en el rastro de antigüedades y que con mucho cariño restauramos. Aportan un  toque vintage idóneo para acompañar a nuestro tocadiscos, también una pieza vintage de los sesenta.

Esta foto fue tomada por Vasver fotografía en el reportaje de postboda que realizamos en nuestra casa y que podéis ver en el Blog.

Foto Via: The aesthetic eye

Si tenéis una pared en blanco y no sabéis como decorarla, una buena opción es crear una composición de espejos logrando un ambiente cosmopolita de estilo boho. El efecto visual es muy atractivo, pero es importante contar con un espacio amplio y ligero.

Foto de la casa de Sara Carbonero en Oporto

Esta composición de espejos en madera natural diría que es de mis preferidas. Son espejos artesanos en madera  creados por  Jatafarta, un taller artesano gallego que os recomiendo visitar pues tienen productos únicos.

Foto Vía: Westwing

Foto Via: LEF living

Foto Via: Pinterest

En solitario siempre son una apuesta segura y elegante. Os dejo distintas propuestas para entradas y os invito a visitar nuestra colección donde tenemos una pequeña selección de espejos, “pincha aquí para verlos”.